Críticas de cine

Ver cine para hablar de cine


Además de otras muchas películas podrás ver películas de Corea del Norte en este blog/North Korean films in this blog/Cinéma Nord-Coréen/조선영화



martes, 1 de enero de 2019

La historia de dos barcos: El SS Kimball R. Smith a través de un noticiero y el USS Pueblo con la película “Duelo”( 대결).

El buque espía norteamericano, USS Pueblo. En Pyongyang.

Por Antonio Fernández Munárriz.

Noticiero de Corea del Norte nº21 de 1949. Duración de 10 minutos.

La presentación del noticiero recuerda a la imagen clásica de Dziga Vertov en su documental de 1929, “El hombre de la cámara”. La cámara tiene diferentes lentes y tras ella, en movimiento, está el operador. Como en todos los países, el noticiero se exhibía antes de la película; cuando todavía no había surgido la televisión.

Kim Tu-bong

Este noticiero se divide en cuatro partes unidas por la voz de un narrador. La primera parte muestra la inauguración de una estatua del Líder Kim Il Sung. En la tribuna de autoridades que asisten al acto se encuentra Kim Tu-bong, lingüista y escritor. Durante unos segundos la cámara hace un plano medio de Kim Tu-bong, uno de los políticos coreanos más destacados en esa época.

Kim Tu-bong pasó la ocupación japonesa de Corea exiliado en China llegando a formar parte de un gobierno coreano en el exilio. Fue militante del Partido Comunista Chino y luchó junto al dirigente Mao Zedong. Tras la derrota de Japón vuelve a Corea presidiendo el Comité Central del Partido del Trabajo y formando parte destacada de la Asamblea Suprema del Pueblo.

Foto de un encuentro Corea - U.R.S.S, el 28 de agosto de 1946. El Líder, Kim Il Sung, en el centro; junto a Kim Tu-bong.

En la segunda parte se cuenta la historia del barco mercante SS Kimball R. Smith. Es de sobra conocida la historia del barco espía norteamericano USS Pueblo pero no la hazaña de un grupo de marineros coreanos que demostraron valor y osadía buscando la libertad.


En 1949 la tripulación del barco mercante SS Kimball R. Smith registrado en Mobile (Alabama, EE.UU) se amotinó. Tras detener al capitán Alfred T. Meschter y al jefe de máquinas Albert E. Willis, los únicos norteamericanos del buque, se dirigieron al puerto de Nampo; en la parte norte de la península. La gesta recuerda al motín de 1905 del acorazado Potemkin.

Portada del periódico "The Brooklyn Daily Eagle" (un periódico de Brooklyn, Nueva York) de 16 de noviembre de 1949, dando la noticia de la captura del barco.


El barco mercante SS Kimball R. Smith era utilizado por los norteamericanos para formar a las tripulaciones de coreanos. En 1949 EE.UU gobernaba con mano de hierro el sur de la península convirtiendo la ambición por controlar esa zona del continente en una pesadilla bañada en sangre.


 La brutal represión comenzó oficialmente en 1948, cuando entró en vigor la ley anticomunista promulgada por los norteamericanos. Servía como pretexto para frenar el nacionalismo coreano y cualquier tipo de disidencia o protesta contra la ocupación norteamericana de Corea, incluida la negación de la ansiada reunificación. Solo una parte de sus víctimas fueron comunistas. Los verdugos, ocupados en su cumplimiento, eran norteamericanos y también coreanos. Fueron los burócratas y militares que habían servido a los anteriores conquistadores, los japoneses.

 En el sur de la península se encuentra la isla de Jeju donde tras una revuelta nacionalista contra la ocupación norteamericana se convirtió en un mar de sangre con miles de personas asesinadas en ese mismo año, 1948. Hasta el año 2.000 nombrar la mera existencia de esta insurrección era delito en Corea del Sur. La represión sigue vigente y es recordada la masacre en la ciudad de Gwangju, en 1980; donde asesinaron a más de cien personas y cientos fueron encarcelados.

Meschter y Willis, "81 días detenidos por los rojos"; cuenta la noticia de este periódico.       




La pasión visionaria y la huida del terror, la posibilidad de participar y propulsar utopías sociales, un nuevo hombre, una nueva sociedad en un nuevo espíritu; llevó a la tripulación a poner rumbo al norte. La llegada a puerto enarbolando la bandera de Corea del Norte llenó de orgullo y júbilo a una Corea empeñada en hacer tareas nobles y que tiene que ver con un sentimiento de orgullo nacional, de país soberano.

 Las imágenes muestran a una multitud vitoreando a los marineros en el puerto.

 La conciencia nacional coreana no se consolida a raíz de la guerra con los norteamericanos, poco tiempo después, se enriquece con este tipo de actos.

El motín del SS Kimball R. Smith es un elemento vertebrador y armazón de la nueva Corea, como se muestra en el noticiero. El motín pertenece al pasado pero se reescribe desde el presente. Este viejo documental puede ayudarnos a entender mejor la historia actual de Corea que ningún libro de historia; ante las simulaciones, mascaradas, el cinismo y lo falso como protagonistas mediáticos de las noticias de Corea que aparecen desde hace años.


La tercera parte del noticiero cuenta la actualidad de su vecino, China. Ha triunfado el comunismo en China y en Pyongyang se celebra con un acto oficial. Diferentes personalidades se dan cita en un teatro. Enlaza con la cuarta y última parte del noticiero donde aparecen cientos de personas celebrando en una plaza la proclamación de la República Popular China.

El noticiero se erige en la conciencia crítica de la realidad y no se abarata ofreciendo imágenes con escaso contenido informativo.

Imágenes que explican la historia del buque espía norteamericano, USS Pueblo. En Pyongyang.
대결(Duelo).

Es una película de Corea del Norte que cuenta la historia de otro barco, el buque espía norteamericano USS Pueblo. Duración de una hora y catorce minutos.

La película mezcla imágenes reales de la captura del barco, los marineros norteamericanos y su entrega; con una excelente dramatización de unos hechos que ocurrieron en 1968 y que estremecieron a la península coreana.

 Aparecen Charles Jenkins y James Dresnok, sargento el primero y soldado el segundo; del ejército norteamericano. Fueron dos militares norteamericanos que durante el servicio militar en Corea del Sur pasaron al norte. En esta película interpretan a altos mandos del ejército norteamericano. Hay escenas retrospectivas que enlazan la historia de algunos personajes con la guerra en los años cincuenta.

La historia del USS Pueblo sigue presente como monumento en Pyongyang y su visita es uno de los atractivos de la ciudad. Su recuerdo no es la búsqueda del espectáculo ni representa el placer de la tragedia, permite conjugar el camino de sombras que ha tenido que pasar Corea del Norte ante los EE.UU con la mirada hacia el futuro: De paz y progreso. 

Charles Jenkins y James Dresnok.

La película 대결(Duelo) en este enlace:



El Noticiero de Corea del Norte nº21 de 1949. Este es el enlace en YouTube:


Korean Newsreel No. 21 (1918-1947)









lunes, 1 de enero de 2018

Documental, “Kim Jong Il y las estrellas del cine”.

Mural en los Estudios de Cine de Pyongyang. Representa el rodaje de una película bajo la mirada del Líder Kim Jong Il.

Por Antonio Fernández Munárriz.


Documental de Corea del Norte dividido en dos partes de 16 minutos el primero  y 18 minutos el segundo. Narración en inglés con subtítulos en este mismo idioma.


Se trata de un reportaje sobre algunas de las estrellas del cine de Corea del Norte con anécdotas de los rodajes. Se hace un repaso a la historia del cine en Corea del Norte y la relación de los Líderes Kim Il Sung y Kim Jong Il en el desarrollo de la cinematografía del país.

Visita del Líder Kim Jong Il al rodaje de la película, “El asesinato de Ito Hirobumi”; en 1979.
La película aborda la figura del primer gobernador general de Corea bajo la ocupación japonesa de la península. Murió a manos de un patriota coreano, An Jung-geun, en 1909.
El documental está moldeado por los principios revolucionarios. Desde la radicalidad. Poseedor de la libertad e imaginación idealista. Nace como una demostración de poder, exaltación y excelente complejidad de un cine bello.

A lo largo del reportaje aparecen muchas fotos de los actores, escenas de películas e imágenes de los Líderes involucrados en la industria cinematográfica.

Libro sobre cine escrito por el Líder Kim Jong Il.

La primera parte del reportaje comienza hablando del actor Kang Thae Gwan, ya fallecido. Conocido por protagonizar las series: “Nación y Destino” y “Trabajadores”. En 1966, el Líder Kim Jong Il le rindió un homenaje con una carta y la frase dedicada al actor, “en el mismo camino para siempre”.




Se habla de otra actriz también fallecida y pionera del cine, Moon Gen Wong. En 1987 participó en el 40 Aniversario de los Estudios de Cine de Corea y aparece una foto suya en ese evento. También es fotografiada en 1993, durante un encuentro de actores y escritores veteranos con el Líder Kim Il Sung

El Líder Kim Jong Il rodeado de cámaras.
Hong Yong Hui, la protagonista de “La Chica de las Flores”, es entrevistada contando anécdotas del rodaje, habla del director Pak Hak y del Líder Kim Jong Il. También aparece el premio conseguido por la película: El Globo de Cristal del Festival Internacional de Cine de Karlovy Vary, en la antigua Checoslovaquia. Tiene un característico estilo sinfónico que proporciona imperdurabilidad.

Imagen de "La Chica de las Flores".
Libro sobre cine escrito por el Líder Kim Jong Il.

Le sigue el recordatorio a otros actores y actrices para terminar hablando de Thae Ul Min, actor cómico de éxito por la obra “El significado de nuestra vida”. Una parte de la filmografía del país está rodada dentro de la más estricta terminología “indie” y donde el compromiso sustituye a todo lo demás.




En la segunda parte del reportaje, además de a otros actores, se destaca a Cha Kye Ryong. Hablan de su carrera como actor y se comenta la película “En el ferrocarril”, una de sus más importantes interpretaciones. Como maquinista de una locomotora durante la guerra con los norteamericanos. En esta película interpreta a un personaje faullkneriano, aunque sin final trágico. Cha Kye Ryong juega con la inexpresividad, tiene facilidad para la expresión facial y en primeros planos su interpretación hace saltar chispas. Las transiciones gestuales es un talento específico que domina a la perfección. Actor de aspecto adusto, severo y riguroso.

Cha Kye Ryong (el maquinista). Escena de la película. 
No son películas de ningún tapiz social o de clase sino cintas que llegan al idealismo. Aboliendo cualquier complejo de inferioridad ante la comparación con el cine de otros países.

Se comenta la orientación social y política Juche de las producciones para terminar hablando del actor Hwang Yong Il y de su película de 1970, “El informe nº 36”. Con el cine de Corea del Norte se descubre la auténtica propuesta del cine, partiendo de la inocencia, discurrir ideológico y oposición a la falsa sofisticación burguesa.

Visita del Líder Kim Jong Il al rodaje de la película, “Pulgasarí”. Película estrenada en 1985.
Las actrices y actores son considerados como intelectuales. Son un referente moral al crear y practicar la cultura. Se aproximan al espectador con honestidad. Bifurcan tradiciones y culturas distintas de forma destacada, lo oriental, tradicional, occidental y modernidad. Aproximan la realidad de la sociedad a través del Juche. Con sensibilidad doliente y muchas veces exacerbada construyen una objetividad ejemplar y responsable: Son los hijos de la Revolución.


Algunas de estas películas ya han sido comentadas en este blog. En la parte derecha del blog está la lista de películas. Pincha encima y lee la crítica de "En el ferrocarril", de Kim Song Gyo:
(http://antoniofernandezmunarrizhabladecine.blogspot.com.es/2017/02/en-el-ferrocarril-de-kim-song-gyo.html).
"La Chica de las Flores":
(http://antoniofernandezmunarrizhabladecine.blogspot.com.es/2012/07/la-chica-de-las-flores.html).
Y "La Chica de las Flores, analizada al detalle":(http://antoniofernandezmunarrizhabladecine.blogspot.com.es/2015/02/la-pelicula-la-chica-de-las-flores.html), entre otras.

Imagen del Líder, Kim Jong Il.
Enlace al documental “Kim Jong Il y las estrellas del cine”, parte 1:

Enlace al documental “Kim Jong Il y las estrellas del cine" , parte 2:

miércoles, 1 de febrero de 2017

En el ferrocarril, de Kim Song Gyo.

Cartel de la película.

Por Antonio Fernández Munárriz.


Una película de Corea del Norte de 1960, otras fuentes apuntan a 1966, en blanco y negro. Drama, melodrama y bélico. Con una duración de 91 minutos.


Dirigida por Kim Song Gyo. Interpretada por Cha Kye Ryong (el maquinista), Hwang Ming Wong, Son Won Du, Tian Xi Hung y Kamsuk Ho Kym.

Cha Kye Ryong (el maquinista). Escena de la película. 


El maquinista Ko In Ho conduce un tren con refugiados en el otoño de 1950, al comienzo de la guerra.





 La acción transcurre en la línea de ferrocarril que cruza toda la península de Corea uniendo la ciudad de Busan, en el extremo sur, hasta la ciudad china de Dandong; al otro lado del río Yalu que hace de frontera con Corea. Una línea de ferrocarril que comenzaron a construir los japoneses unos años antes de convertir a Corea en su colonia, a finales del siglo XIX.

La locomotora. Escena de la película.
Comienza la película con imágenes de la locomotora de vapor circulando a toda velocidad bajo fuego de artillería y ataques desde aviones. Los disparos y las explosiones, aviones norteamericanos y el tren para. Han llegado a un puente que ha sido bombardeado. Aparecen los soldados norteamericanos. 

Norteamericano. Escena de la película.

Se trata de la 7ª División de Infantería de los EE.UU. En sus uniformes y cascos aparece su emblema, el “reloj de arena”; un círculo rojo y en su interior dos triángulos negros invertidos. Era la “carne de cañón” del General Douglas MacArthur y desde muy pronto las bajas fueron reemplazadas por coreanos obligados a enrolarse en sus filas. 

DVD.
El maquinista, personaje principal en toda la trama, adquiere un carácter desconcertante. El intento de escapar de un destino atroz, la estructura subjetiva del guion y un aparente desdoblamiento de la personalidad rompe con la empatía del espectador bruscamente. 



A medida que avanza la película nos damos cuenta de la historia de vida y que en el delirio de este descenso al infierno todo está conectado.

Norteamericanos en la estación. Escena de la película.

Los norteamericanos le respetan su vida solo porque es imprescindible para seguir al frente de la locomotora. Fusilamientos de civiles y malos tratos son la imagen que dejan a su alrededor. En occidente recordamos el cuadro de Picasso “La masacre de Corea” (1951) inspirado en el cuadro de Goya “Los fusilamientos del 3 de Mayo” (1814) y que denuncia la masacre de civiles en Shinchun por parte del ejército norteamericano. Cuadro cuya reproducción estuvo prohibida durante décadas en Corea del Sur.

Ko In Ho, el maquinista, lidera a un grupo de patriotas que conoce del ferrocarril, mantiene una relación de artificial cordialidad con los norteamericanos y uno de sus mandos: Un oficial psicótico, racista y en una borrachera de poder que describe con sutileza su carácter.

Norteamericano al teléfono. Escena de la película.

En este universo inestable aparece la crueldad, la transferencia de culpa;  intriga en un proceso de autodestrucción del personaje. La brutalidad y la capacidad de hacer belleza del horror en un cautiverio de muerte a su alrededor. El maquinista coreano se convierte en un personaje muy similar al maquinista que interpretó Jean Gabin en “La Bestia Humana”, de 1938 y basada en la novela de Émile Zola. Ese retrato de la condición humana primitivo e irracional. Donde un fingido bruto solo es feliz conduciendo su locomotora. Ko In Ho protege su tren del sabotaje, trabaja con gusto pese a convertirse en prisionero y simulando desprecio a los patriotas coreanos; a la vez sigue influyendo en la gente que le rodea para organizar una futura rebelión. 

Patriotas coreanos. Escena de la película.

La primera parte de la película tiene un carácter naturalista en el que la lucha por la vida, la subsistencia, es el motor de los personajes. Cuando aparecen instintos que mueven al hombre a causas nobles aparece el realismo socialista en el que nadie nace determinado para vivir su vida. Frente a un hombre esclavo sin posibilidad de cambiar desaparece el pesimismo y aparece un escenario luminoso.

Patriota coreano se enfrenta a los norteamericanos. Escena de la película.

La escena del postizo desprecio del maquinista a una mujer en presencia de un norteamericano es el clímax de la película. El papel de la mujer se convierte en protagonista. Un cambio que simboliza a la nueva Corea. De una sociedad que las ha mantenido relegadas, en la lucha contra el invasor tienen un papel protagonista. Gracias a una mujer el tren finalmente no es volado por los aires.

Finalmente Ko In Ho se lleva su tren al norte cargado con material bélico. Con el grupo que lidera se hacen con el tren y ametrallan a su paso por la estación de Pocheon, a veinte kilómetros de Seúl, a los norteamericanos que la custodian. Ha puesto el ferrocarril al servicio de la revolución y ha recuperado su locomotora para dirigirse al norte buscando la libertad. Momentos heroicos, como el patriota que da su vida en un cambio de vías.

Un final de esperanza con la guerrillera despidiéndose del tren y música evocadora en un gran paisaje.


El enlace de la película en YouTube subtitulada en inglés y doblada al ruso:

Х/ф На железной дороге / On.the.Railway / Cheolgil Ueseo (КНДР, 1966).







domingo, 1 de enero de 2017

Hong Gil Dong.



Por Antonio Fernández Munárriz.


En 1986 se estrenó la versión en Corea del Norte de la historia tradicional del Robin Hood coreano, “Hong Gil Dong”. Una historia tradicional que comparten ambas coreas sobre un héroe-forajido del Medievo. Es importante situar la historia: Fue atribuida al poeta y escritor Heo Gyun en los siglos XVI-XVII.

A modo de ninjas luchan. El hijo bastardo de un aristócrata es repudiado de niño por su padre. Expulsado del palacio se encuentra con una sociedad en que únicamente las personas son respetadas por su dinero o posición social. Desde un punto de vista socialista, un viejo monje le prepara en artes marciales y magia; lidera a un grupo de revolucionarios y consigue transformar la sociedad por medio de la lucha de masas.


Protagonista: Ri Yong Ho (Hong Gil Dong) y Pak Chun Hui (Yon Hua). Guionista: Kim Se Ryun. Fotografía: Jon Hong Sok. Música: Jon Chang Il y Huang Jin Yong. Director: Kim Kil In.

DVD en Ruso.

Una vez más la metáfora del capitalismo como sistema injusto por naturaleza frente al socialismo; un sistema pensado en las personas. El concepto de liderazgo para alcanzar el triunfo del socialismo: Al final, la Revolución como liberación de cualquier opresión e injusticia. La mejor versión sobre la historia hecha hasta ahora.




En el sur de la península se ha tratado este tema pero con mucha menos calidad. El sur trata de emular las producciones occidentales basadas en el atractivo físico de sus actores, explotando la violencia y las escenas eróticas; por encima de procurar buenas producciones en sus adaptaciones históricas.

Escena de la película.
En Corea del Sur se produjo una serie de 28 episodios, del 2008, dirigido por Lee Jung Sub. Aparece el espíritu de Robin Hood: La caridad del forajido con los pobres en la dinastía Joseon. El intento de ascender al trono por la fuerza, pero sobre todo la relación amorosa con una chica, Heo Yi Nok; que más tarde se descubrirá su ascendencia noble. No falta la figura del monje como experto y maestro de artes marciales. 

Una pobre adaptación vacía de contenido histórico y una nada cuidada puesta en escena con el único reclamo del atractivo físico de los intérpretes, algunos fuegos de artificio con artes marciales y el erotismo. Hacen desaparecer el lenguaje de los historiadores, filólogos y filósofos, considerado aburrido. Consiguen un relato basado en lo banal y el chascarrillo.  El ejercicio de una destrucción festiva y circense, cínica y violenta, de una obra antigua.

Imagen de, “ The Burning of the Red Lotus Monastery”.

Hong Gil Dong es considerada una película al estilo de las producidas en Hong Kong, incluso enlaza con la primera película realizada en la antigua colonia británica: “ The Burning of the Red Lotus Monastery”, de 1929. 





Dirigida por Zhan Shichuan y basada en la novela “The Tale of the Extraordinary Swordsman”. 

Zhan Shichuan.

El argumento gira en torno al rescate a un prisionero de un templo en un lugar lleno de trampas. Duraba 27 horas y se exhibía en 19 partes. Zhan Shichuan fue el primero en usar la temática clásica en este tipo de películas: Una mezcla de monjes maestros en artes marciales con posibilidad de tener poderes mágicos, bandidos convertidos en héroes que luchan contra la injusticia y personas expertas en medicina tradicional china. 



El estudio donde fue rodada fue destruido por un bombardeo japonés en 1937 y Zhan Shichuan cayó en desgracia tras la invasión japonesa al considerarle traidor por seguir dirigiendo y produciendo películas bajo la ocupación japonesa de Hong Kong.

DVD coreano traducido como "Hong Kil Dong".

No fue hasta los años 70 cuando este tipo de películas cobró un nuevo impulso que traspasaron las fronteras de la colonia. Los hermanos Shaw, propietarios de salas de cine, se metieron a productores de películas de artes marciales. Surgieron Bruce Lee y Jackie Chan como estrellas de películas de acción, que por aquel entonces eran sinónimo de artes marciales.


En los años 80, todo cambió, y un nuevo tipo de cine y otras estrellas surgieron: El actor, Chow Yun Fat; el director John Woo y el productor y director Tsui Hark; que tanto influyeron en Hollywood. El cine de acción transformó su temática en policías y triadas (organización criminal de origen chino). Las drogas, apuestas ilegales, falsificaciones y todo lo que pudre el negocio de cualquier cosa prohibida en la sociedad: Robo, corrupción política y también de funcionarios públicos e inseguridad. La prostitución y asesinatos por encargo sustituyeron a los nobles valores que infundían las películas de artes marciales y su temática medieval. 

Corea del Norte, país alejado de estos nuevos argumentos, recuperó en los años 80 con Hong Gil Dong las películas de artes marciales que en los años 70 difundieron por todo el mundo estas nobles artes de lucha. Corea del Norte, un país libre de los habituales cánceres de violencia y corrupción de las sociedades capitalistas, no puede llevar a su cine temas que no se encuentran en el país, que son desconocidos y ajenos.

Escena de la película.

Uno de los aspectos a destacar en Hong Gil Dong es la cuidada entonación y la musicalidad de sus diálogos. Posiblemente, como influencia del idioma cantonés; habitual en las películas de artes marciales producidas en Hong Kong. 


A pesar de ser coreano, suena musical, al igual que el cantonés; frente al mandarín.

Hwang Jang Lee.

Viendo esta película, es imposible olvidarse de Hwang Jang Lee, actor coreano residente desde muy joven en Japón y más tarde en Corea del Sur. Con la productora “Seasonal Films” alcanzó el éxito. Siendo adolescente empezó a practicar taekwondo y sus sensacionales habilidades con la lucha le llevaron al estrellato en los años 70. 



Con Jackie Chan grabó “La serpiente en la sombra del águila”, en 1978; dirigida por Yuen Woo Ping. Posiblemente, una de las influencias para la película Hong Gil Dong.

Cartel de la película.

Y si hablamos de artes marciales no podemos dejar de hablar del arte marcial nacional coreano: El taekwondo. 




El 15 de Junio del 2016, en el Palacio del Pueblo, tuvo lugar el acto por el 50 Aniversario de la fundación de la Federación Internacional de Taekwondo. Integra las asociaciones nacionales de más de 120 países. El libro Muye Dobo Thongji, un manual de artes marciales de 1790, explica gráficamente los movimientos; similares al actual taekwondo. El libro está guardado en el Palacio de Estudios del Pueblo, en Pyongyang.


La biografía del General Choi Hong Hi es la historia del taekwondo. Desde muy joven ya era maestro en artes marciales. En 1951 fue ascendido a General del Ejercito de Corea del Sur bajo control norteamericano. Dedicó su vida a la enseñanza y divulgación de una forma de lucha que gracias a él se denominó taekwondo. 

La tiranía, el desprecio por los derechos más elementales y la sociedad coreana construida como colonia americana le hizo distanciarse del gobierno. 

El alejamiento le llevó a ser embajador de Corea del Sur en Malasia para terminar en el exilio. Desde ese momento, se intentó acabar con su legado, el taekwondo; afortunadamente sin éxito. Desde su exilio en Canada y dedicado en cuerpo y alma a difundir el taekwondo sufre el intento de apartarle de la Federación de Taekwondo. Un ambiente irrespirable que decide poner fin mudándose a Corea del Norte. Encuentra total apoyo y libertad. Viaja mucho y expande el taekwondo. Allí publica la enciclopedia de este tipo de lucha. Hong Gil Dong no puede entenderse sin el taekwondo y la influencia de esta lucha en la sociedad coreana.

Escena de la película.

 Cuando se habla de Hong Gil Dong aparece el retorcido y enfermo tema de la venganza. La eterna lucha por lograr que lo que ya pasó no haya pasado; frente a la justicia: La fuerza, a veces violenta, que impone la equidad como valor supremo de cualquier moral y sociedad. 

Para la versión de Corea del Norte entronca con la concepción de Marx sobre la Justicia Social. Se experimenta con procesos de construcción pos-capitalistas y sobre todo se tiene en cuenta la derrota de un sistema injusto para no volver a utilizar los gastados fetiches de siempre: Uno de ellos, la venganza.

DVD de "Lady Snowblood".

 De 1973 es la película japonesa “Lady Snowblood”. La protagonista es la actriz y cantante, Meiko Kaji. 





El argumento no es muy distinto a la película que nos ocupa: Una familia es brutalmente tratada por una sociedad medieval absolutamente injusta. Desde niña, un monje la prepara en el uso de la katana (un tipo de espada japonesa). De mayor, cumple la venganza. 

Fue la inspiración para Quentin Tarantino y su película “Kill Bill”. Pero a diferencia de Hong Gil Dong, solo queda la venganza. Lo que aporta Corea del Norte es algo más: Es “El Hombre Nuevo”, de Ernesto “Che” Guevara; que quiere transformar la sociedad.

Escena de la película.
En Hong Gil Dong se retrata al hombre en solitario, enfrentado a un no se sabe qué, por el momento, sobre el que impone la realidad como espejo de la naturaleza y que es la concienciación de la lucha contra el opresor; para más tarde desarrollar un modelo de sociedad.  

Aparece la idea del pragmatismo como la eficacia del buen gobierno. Los personajes son libres de desembarazarse del prejuicio, de la injusticia y de que existe una instancia externa que mantiene a todo el mundo apretado en sus limitaciones. 

Las artes marciales es la fuerza, aliento rítmico lleno de musicalidad, que hacen transitar la historia entre la cultura y la naturaleza. Subraya la complejidad de la nobleza, su jerarquía, orígenes y estructura familiar. Se cruza el dinero, poder y sangre en un contexto meditativo y metafísico.

Escena de la película.












Hong Gil Dong fomenta el espíritu crítico con un riguroso planteamiento estético y el resultado es de una gran madurez, intensidad y belleza.


Enlace de la película subtitulada en inglés:
En YouTube: Hong Kil Dong (1986, English Subtitles).


Doblada al ruso en este enlace de YouTube: 
ХОН ГИЛЬ ДОН/ Hong.kil.dong.(DVDRip.DivX.Rus).DivxPost.Net.avi

sábado, 2 de enero de 2016

Camarada eterno. Serie de dos capítulos.

Yakov Novichenko y
Kim Il Sung.
 
Camarada eterno. 영원한 전우

Serie de dos capítulos con una duración de una hora y seis minutos cada uno.

Es una coproducción de Corea del Norte y la U.R.S.S. En la dirección cuenta con un director de cada país: Gil-sen Om y Eldor Urazbayev. El primero comenzó en el mundo del cine como actor para terminar dirigiendo películas.

El actor Andrei Martinov interpreta al Teniente Yakov Novichenko y Lee Yong Il al Líder de Corea del Norte, Kim Il Sung.

La realización de esta serie de dos capítulos fue un encargo del Líder de Corea del Norte, Kim Il Sung. Fue estrenada en 1985.

Yakov Novichenko.

El argumento de la película narra la condecoración del Teniente Yakov Novichenko como “Héroe de la República de Corea”. Un espectacular collar y la máxima condecoración del país que recibió en 1984 en la visita que realizó a Corea.

En dos capítulos cuentan la experiencia militar de Yakov Novichenko al frente de una columna de tanques T-34 formada por soldados rusos que apoyaban a la guerrilla liderada por Kim Il Sung en la lucha contra la ocupación japonesa de Corea, hasta el atentado que sufrió Kim Il Sung el 1 de Marzo de 1946 en Pyongyang a manos de un coreano que formaba parte de un grupo terrorista organizado por los EE.UU.

Escena de la película.
Comienza la película con la presentación de la coproducción, a cada lado el logotipo de la producción de cine de cada país: Por la U.R.S.S la estatua del obrero y la Koljosiana sosteniendo la hoz y el martillo, obra de la escultora Vera Ignátievna Mújina que desde 1947 es la imagen de los estudios Mosfilm y por parte coreana la estatua Chollima, el caballo que resurge de las cenizas, vuela y es montado por el obrero y la campesina llevando este un libro en su mano símbolo de la ideología. Un caballo mitológico en la tradición cultural coreana en el que solo la clase obrera es capaz de montar.


El flashback es importante en esta película. Las escenas retrospectivas conectan a los personajes en dos épocas, la creación del país y la visita a Corea de Yakov 38 años después del atentado. Una unión afectiva que durará por siempre. El Líder de Corea del Norte llegó a visitar al Teniente ruso -que le salvó la vida- en Krasnoyarsk, Siberia, su ciudad de residencia; en una amistad que duró hasta la muerte. Ambos murieron en el año 1994 como si sus vidas hubieran estado entrelazadas desde el atentado.

Lee Yong Il en el papel de Kim Il Sung.
El primer capítulo comienza con el atentado y el acto heroico del Teniente ruso Yakov Novichenko que tras observar como una persona del público lanza una granada a la tribuna donde está de orador Kim Il Sung, consigue atrapar la granada y saltando de la tribuna al suelo sujeta contra su cuerpo el explosivo hasta que este estalla.
Nadie es herido salvo el Teniente que al final salva la vida con múltiples heridas, perdiendo un brazo y un ojo.
A la derecha: Andrei Martinov como Yakov.
El acto multitudinario en el que participaba Kim Il Sung era un evento organizado con motivo del 27 Aniversario del “Movimiento Sam-il”, recordando el hecho histórico de un grupo de coreanos declarando la independencia frente a Japón.
 


En 1919 el pueblo se manifestó y apoyó la independencia que fue ahogada en sangre con la feroz represión japonesa.
Yakov Novichenko y
Kim Il Sung.
En el primer capítulo se prodigan las escenas bélicas. La columna de tanques sufre una emboscada antes de atravesar un puente. Un niño les alerta y de esta forma los soldados rusos salvan sus vidas. Como castigo lleno de rabia, un oficial japonés asesina con su espada a una mujer que sostiene en sus brazos a su hija. Es el primer personaje que se une a la trama que desembocará en el atentado.
Con un montaje rápido intenta captar la complejidad del presente defendiendo los valores de la civilización ante el mundo en ruinas que representa Japón.
Escena de la película.
 
 
 
Le sigue la conquista de una estación de tren y la liberación de un grupo de prisioneros coreanos hasta desembocar en la escena de un brutal cacique coreano maltratando a su criado.
 
 



Yakov Novichenko le obliga a cambiar de puesto y ahora es el patrón el que tira del carrito de dos ruedas llevando al criado cómodamente sentado con la vara de los azotes en mano.
 
Tras este gesto revolucionario en la corea feudal que dejan los japoneses aparece el carismático Líder del país dirigiéndose al pueblo. Ha comenzado la corea socialista.
Yakov Novichenko, en la película, atrapa la granada.
La segunda parte es más oscura. Aparece la trama y preparación del atentado, muy cercano a la actividad mafiosa. La historia nos acerca al verdadero significado de la democracia y la libertad de los pueblos frente al desafío de una sociedad colonial que pretende perpetuar occidente. Aparecen los militares occidentales y los coreanos obedientes. Son los mismos coreanos que llevaron una vida cómoda y próspera bajo la ocupación japonesa. Son los antiguos colaboradores de los japoneses adaptándose al nuevo tiempo de ocupación norteamericana. Los que conocimos en la primera parte, incluida una monja católica como informadora. Y se vuelve a repetir la escena del atentado.
Yakov Novichenko junto a su familia en
Pyongyang.
Termina con una mirada de Yakov a la frontera que divide la península coreana. Una escena que delimita, caracteriza y da contenido a su vida. Frente a él, un nuevo imperio; esta vez no es Japón.
Yakov Novichenko.
 
La cinta no trata de repartir culpas y adjudicar complicidades. Hay en toda la historia del Teniente Yakov una solidaridad emocional con las víctimas de la barbarie. Sin resentimiento y en una magnífica capacidad de síntesis, por su hondura interpretativa. La originalidad reside en su brillante estilo expositivo huyendo del concepto de la propaganda.
 
 Es un relato ordenado que cautiva. No es una hipérbole gratuita. Ni se exagera ni se crea un ídolo, solo es realismo con poder de impacto.
 



La serie de dos capítulos se puede ver en este enlace: